Blogia
Durazno Sangrante

La Oral deportiva

La magia es para los gatos

La magia es para los gatos Esta semana parece que todos nos volvimos tenistas de la noche a la mañana. Todo porque un “ desconocido” llegó a la final de Roland Garros, ¿donde quedaron Coria, Gaudio y algún otro por ahí?. La final la acaba de perder Puerta, pero eso no tiene importancia. Lo importante acá es que llegó un tipo que trabajó y peleó para esto. Hace algunos meses la más parecido a Puerta que cualquier argentino medio conocía era la de su casa ( cuac). Lo que amerita este escrito es que no estamos hablando de alguien superior ( como se creen algunos). No, de nada sirve la magia ni la agilidad de un gato, si todo eso no va acompañado de esfuerzo, trabajo y profesionalismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El duro oficio de atajar

El duro oficio de atajar Con seguridad toda persona que se jacte de ser seguidora del fútbol, ha notado alguna vez la relación que existe entre los arqueros. Puesto duro si los hay, el arquero esta ahí, solo, lejos, siempre tiene la culpa. El no hace goles, fiesta del fútbol. A el se los convierten, se los hacen. Nadie se acuerda de las pelotas que sacó y de los puntos que salvó por sus atajadas, no. Todos recuerdan la pelota que se le escapó sobre la hora, lo mal que salió a cortar aquel centro y hasta del penal que no atajó. Pero ojo, la culpa es de él. El defensor comete el penal y al que castigan es al portero, guardameta, golero, o como quieran llamarlo. Pero a lo que me refería en cuanto a la relación de los arqueros entre si, no es durante el partido, si no minutos antes del comienzo. Cualquier persona que haya ido por lo menos una vez a la cancha y se haya dedicado a observar, habrá notado que antes del comienzo del partido, los jugadores cambian de cancha y es en el círculo medio donde los arqueros se encuentran, se abrazan y Dios sabe que se dirán. Pero quiero detenerme acá. Porqué si uno se pone minucioso, ve que esto ocurre casi en un 99.9% de los casos, cosa que no pasa tanto con los jugadores de campo. Desde un principio creí que el saludo y el abrazo era una formalidad del juego, pero pensándolo un poco mejor, esta muy claro a qué se debe ese abrazo. Es en el único momento donde se sienten contenidos, donde se encuentran con una persona que a pesar de ser su contrincante los entiende, y sabe lo duro de su tarea. Después de eso, lo mismo para cada uno, caminar 50 metros hacia el arco con la tribuna de frente y tratar de hacer lo mejor para que no salgan en la tapa de los deportivos como los culpables del fútbol.

¿ Que festejás ?

¿ Que festejás ? Mirando el ultimo partido que Banfield le gano a central note algo que cada vez es mas común en el fútbol argentino. El resultado fue 3 a 0, pero eso no tiene importancia. Lo que me lleva a escribir estas humildes líneas es lo siguiente: Los festejos de los goles. ¿Alguien se acuerda de cómo festejaba Maradona sus goles? Ese saltito con la mano al cielo que nos hacia saltar de locura. La cuestión por estos tiempos parece ser muy diferente. Pongo de relieve a Banfield porque es lo último que vi este fin de semana, pero no se crean que los otros se salvan. Así podemos ver desde la fila india de los 10 jugadores ( el arquero se queda en su puesto, no sea cosa que por festejar les hagan un gol) haciendo alusión a un equipo de remo, otros de los más frecuentes es el del lustre de los botines o la carita de foto a la cámara, hasta la vieja y conocida mascara del hombre araña. Que lejos quedaron los festejos espontáneos que nos ponían la piel de gallina al ver ese grito desgarrador de gol. Por estos tiempos es muy difícil encontrar un festejo de ese estilo y no hablo del fútbol argentino, no. El fútbol todo entró en una espectacularización del espectáculo ¿se entiende? El fútbol ya por esencia es espectáculo, no hace falta agregarle coreografías. No es la mascara de el hombre araña lo que hace al fútbol, es la pelota, los jugadores , sus emociones y sentimientos. Pero quiero que me entiendan, no es que me estoy poniendo en la postura de criticólogo y conservador, creo que en estas cosas seria bueno por un momento detener el tiempo, como aquel gol del Diego a los ingleses y su festejo mirando de costado al línea y corriendo a la tribuna para festejarlo con nosotros.
Hay otro punto que quiero explayar y son los goles desde el punto penal. El gol de penal es el gol más simple y en donde es casi un hecho que será conquistado. Por lo que creo que es una falta de respeto salir a festejarlo como si hubiese sido el gol del siglo, hasta un gol en contra podría ser motivo de festejo, pero de penal definitivamente no. Ahora bien, si este penal te hace ganar un clásico sobre la hora, te saca campeón o algo por el estilo puede ser, pero festejar un gol de penal a los 15 minutos del primer tiempo dando piruetas y todo tipo de saltos al mejor estilo circense me parece una locura. Lo que quiero decir con todo esto, es que si seguimos desvirtuando y dando importancia a cosas tan banales como el festejo preparado, armado y estudiado vamos a llegar a un punto donde todo sea show, y es ahí donde nos vamos a dar cuenta de cuan lejos estamos del fútbol.

Causa y efecto

Causa y efecto La frase “ los goles que se erran en un arco, se convierten en el otro”, ¿en que libro esta?. ¿En el Corán, la Biblia , la torah, el libro gordo de Petete?
Los goles que te perdés en un arco los perdés vos y listo, no por eso te van hacer un gol, ¿capishe? y los que te meten los contrario son otros. Que además vienen de otra jugada y hay veces que hasta con otra pelota. No me vengan con que todo tiene una relación de causa y efecto, y menos en el fútbol. Porque es un deporte y por eso no hay nada que pueda ser comprobado científicamente ( esto lo escribo pero lo voy a ampliar en otro txt. Ni se les ocurra poner un chip en la pelota, ¿¿¿entendieron??? )
A ver si quedo claro... no hay relación de causa y efecto con los goles que te perdés o te convierten. No me hicieron el gol porque el centrofoward se erró un gol solo al lado del arco. Mas irritante es tener que escuchar explicaciones de un arquero diciendo “perdimos porque Juan no marcó”, Nooooooooo perdimos porque marcamos mal y nos hicieron un gol. Espero haber sido claro. Sin mas saluda atentamente David Hume.

A mi dame el 1 a 0

A mi dame el 1 a 0 Puedo parecer un loco… ¿a quien no le gustaría ir ganando 2 a 0 un partido? Pero como lo digo en el titulo, yo prefiero el 1 a 0 o cualquier otro resultado favorable menos el 2- 0. Como decía bilardo, es el peor resultado, y en esta (una de las pocas) estoy de acuerdo con el narigón. Lo que estoy diciendo es muy fácil de comprobar, si no miren el resultado del domingo pasado de Newell´s – River. Para los que no se acuerdan, River ganaba 2-0 y en el segundo tiempo Ñuls lo dió vuelta y termino ganando 4 a 2. Lo mismo pasó esta tarde pero al revés, Estudiantes le dio la misma pastilla a NOB. También en Córdoba, Instituto perdía 2-0 con Almagro y el partido terminó 3-2 a favor de la gloria. Podemos nombrar infinidad de casos y comprobar que esto es cierto (ojo no siempre, hay equipos que saben cuidar mejor la ventaja).
Lo que pasa con este resultado es muy simple. El equipo que está en desventaja no tiene nada que perder( es lo mismo que la hagan 5 o que termine así) y quizás de una jugada fuera de contexto puede llegar al descuento, lo que hace ver a los jugadores que lo que parecía imposible, ahora está solo a un paso. Esto lleva al equipo para delante y si el que tiene la ventaja no lo liquida de contragolpe, es muy probable que se lo empaten. Y cuando te empatan agarrate. Pasás de estar ganando muy tranquilo a estar empatando y con el rival agrandadísimo. Por eso siempre que mi equipo se pone 2-0, me como las uñas esperando desesperadamente el gol que liquide el encuentro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Futbol de primera. Comentaristas de segunda.

Futbol de primera. Comentaristas de segunda. El domingo pasado fue un día agitado. Parece que tanto los jugadores como los periodistas quedaron destruídos.
Haciendo un poco de ida y vuelta por los canales de fútbol, realmente me sorprendí. Ya sabía que los periodistas deportivos se mandan cada una, pero el último fin de semana se mostraron en sintonía.
Macaya, hombre reconocido, acreedor de varios Martín Fierro entre ellos el de oro, emblemático comentarista, se tiró la 1º frase célebre de la jornada. Sobre él partido que disputaban en Rosario, Newells-River, comentó: “Ortega le pegó débil y de “zurdo” ¿de zurdo Macaya? ¿no será con la zurda o de zurda?. Pero si le traba la lengua a Don Enrique con tantos años ¿como no se le va a trabar a Benedetto?
Marcelo Benedetto, desde el campo de juego argumentó: “El jugador se retiró lesionado en la parte posterior del muslo “delecho” ¿quién sos Benedetto? Parecés Guille, el hermanito de Mafalda hablando así.
Los más sorprendentes fueron Germán Paoloski, Bambino Pons y otro que ni recuerdo. Sentados en tres sillas ubicadas en fila india, uno más atrás que el otro, como en perspectiva, se mostraban más exhaustos que Forrest Gump después de correr durante años. ¿De donde vinieron?. Ni fuerza para hablar tenían. Y...si, las transmisiones arrancan temprano, pero sino son sustituídos, el programa sale mal, por lo menos en lo estético.
Pero lo más destacado fueron Walter Nelson y Fabbri ¡por Dios¡. Haciendo referencia a que en el partido de Boca-Central, un jugador fue obstruído por dos rivales, el relator dijo: “Lo hicieron sándwich de jamón y queso” mmm ¿y que contestó Fabbri?: “Y si, y me parece que algún otro fiambre también”.
Yo me pregunto si tantos años de periodismo sirven para algo. Me intriga saber si eso es lo que enseñan en los institutos de los cuales algunos son profesores.
Mejor lo prefiero a Fabbri tirando estadísticas todo el tiempo. Son aburridas, sí, pero por lo menos no yerra tan feo. ¿y Niembraaa?. Ese lo dejamos para otro día.

Por Vanesa Valenti

!!Boicot a Brahma ya!!

!!Boicot a Brahma ya!! Parece que la discriminación es un arma de doble filo, gritarle a Tevez argentino de M.... (o como lo definieron algunos medios brasileros, Cuasimodo) no es racismo, no para nada, en definitiva el “argento” no trae ninguna connotación racista, pero si xenófoba. Pero a eso a nuestros hermanos brasileros no les importa, lo importante era hacernos quedar como que los argentinos somos unos discriminadores de M....
Parece que el Juez Brazuca nunca entró a una cancha, la adrenalina que envuelve un partido de fútbol y la rivalidad entre los equipos que juegan, sea en un potrero de barrio o en un mundial, lleva a que se insulte o se amague un puñete a otro jugador, eso es parte del ritual del fútbol, allí no existen los buenos modales, sí el juego limpio...pero no la boca limpia, cuando el partido termina, también se termina el rencor y la calentura propia de un partido.
Estoy seguro que Leandro Desábatodebe haber proferido ese insulto hasta con el más rubiecito de los jugadores, pero como Grafite es negro, la cosa cambio, el muy botón fue y lo denunció.
Se metieron con Quilmes, San Pablo jugando en el Morumbí, le gana 3 a 1 y encima nos meten preso a un jugador, me parece que se les fue la mano, ahora resulta que cuando juguemos contra otro equipo brasilero tendremos que cuidarnos de lo que decimos, habrá que reemplazar el negro, por hombre de color de M.... o por morocho de M....
Esto demuestra la susceptibilidad de los Brasileros, por eso aconsejo tener cuidado cuando se veranea en alguna playa de Florianópolis, por ejemplo, si vemos a una garota de color (de color negro) y le decimos, por ejemplo, ¡que buena que te queda esa bikini negra¡ (negra la bikini) podemos comernos el garrón de pasar un tiempito en una cárcel de Brasil, que deben ser de lo más confortables.
Por eso y en defensa de nuestros jugadores propongo un Boicot a Brahma y más a la negra ( a la cerveza negra), así como hicimos con la Shell. Después de todo jugaba Quilmes...el equipo que lleva el nombre de la cerveza argentina por excelencia.
También propongo que cuando a San Pablo le toque jugar en nuestro país, vigilemos de cerca lo que gritan los jugadores brasileros a los nuestros, si se les escapa un hijo de p....que se aplique la ley en defensa de la mujer o si gritan P...de M.... también podemos usar la ley de discriminación contra los homosexuales. Ley pareja para todos...no es venganza, es la ley, como dijo el Juez Brasilero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mentiras y mas mentiras

Mentiras y mas mentiras Ganar jugando mal o perder jugando bien, ese es el dilema. Siempre igual. Todos los programas domingueros se plantean lo mismo, a ellos, a los jugadores y a nosotros. ¿Se puede ganar jugando mal? ¿Pero que es jugar bien y jugar mal?. Estoy cansado de esos hichas de River que dicen que lo que le importa es jugar lindo…. Baahh mentira… si cuantito no ganan dos partidos seguidos ya empiezan a putear a todos. La platea San Martín más que ir a la cancha tendría que ir al Colon a ver la obra de Pepito Cibrián o Floricienta si quieren divertirse. El fútbol es un juego y gana el mejor. La idea de jugar es para ganar, no importa si con 7 delanteros, por goleada, con goles de taquito, o con un gol en contra en el minuto 90 (que es la mejor forma) ¿Acaso la victoria mas festejada no fue la de Argentina contra Brasil en el 90? Lo que la gente quiere es ganar, jugando bien o mal, pero ganar. Nunca vi a nadie festejando en el monumento por haber jugado bien. Ni por haber salido segundo. Salvo aquel mundial del 90 que nos quisimos hacer los patriotas y mostrar al mundo que nos habían metido la mano en la lata, por haber eliminado a Italia. Mentira… (El penal fue penal), y si hubiésemos hecho un gol nadie nos habría podido cagar. Siempre y cuando se juegue con lealtad y se utilicen los métodos con los que se disponen. Pero no me vengan con eso de que prefieren jugar bien y perder porque son todas mentiras. A fin y al cabo el que gana es el que mejor juega, por algo ganó. A todos nos gusta ganar por goleada, ver lindo goles, taquitos, rabonas y firuletes. Pero sobre todas esas cosas nos gusta “ganar”. Porque la esencia del fútbol es ganar y poder festejar que entramos a una copa, que salimos campeones, que jugamos en Tokio y demás. Para los firuletes están las canchitas de barrio y la pelota. Porque ojo es muy distinto jugar a la pelota que al fútbol. No se confundan, a la pelota jugamos nosotros en la canchita. A la pelota deben jugar los chicos como forma de ocio y divertimento A la pelota juega tikitiki García… pero al fútbol… el fútbol es muy distinto, es táctica y estrategia, es saber que hacer cuando el 3 sale a cortar, cuando quedas mano a mano con el ultimo hombre, cuando tirar el achique y cuando no. Por eso el fútbol es divertido, no hay que confundirse, porque el fútbol por naturaleza se juega bien. Ahora si te crees que porque pagas la entrada vas a ir a ver un espectáculo, a divertirte y encima ganar, estas muy equivocado. Para eso tendrías que pensar en ir al cine.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres