Blogia
Durazno Sangrante

¿ Que festejás ?

¿ Que festejás ? Mirando el ultimo partido que Banfield le gano a central note algo que cada vez es mas común en el fútbol argentino. El resultado fue 3 a 0, pero eso no tiene importancia. Lo que me lleva a escribir estas humildes líneas es lo siguiente: Los festejos de los goles. ¿Alguien se acuerda de cómo festejaba Maradona sus goles? Ese saltito con la mano al cielo que nos hacia saltar de locura. La cuestión por estos tiempos parece ser muy diferente. Pongo de relieve a Banfield porque es lo último que vi este fin de semana, pero no se crean que los otros se salvan. Así podemos ver desde la fila india de los 10 jugadores ( el arquero se queda en su puesto, no sea cosa que por festejar les hagan un gol) haciendo alusión a un equipo de remo, otros de los más frecuentes es el del lustre de los botines o la carita de foto a la cámara, hasta la vieja y conocida mascara del hombre araña. Que lejos quedaron los festejos espontáneos que nos ponían la piel de gallina al ver ese grito desgarrador de gol. Por estos tiempos es muy difícil encontrar un festejo de ese estilo y no hablo del fútbol argentino, no. El fútbol todo entró en una espectacularización del espectáculo ¿se entiende? El fútbol ya por esencia es espectáculo, no hace falta agregarle coreografías. No es la mascara de el hombre araña lo que hace al fútbol, es la pelota, los jugadores , sus emociones y sentimientos. Pero quiero que me entiendan, no es que me estoy poniendo en la postura de criticólogo y conservador, creo que en estas cosas seria bueno por un momento detener el tiempo, como aquel gol del Diego a los ingleses y su festejo mirando de costado al línea y corriendo a la tribuna para festejarlo con nosotros.
Hay otro punto que quiero explayar y son los goles desde el punto penal. El gol de penal es el gol más simple y en donde es casi un hecho que será conquistado. Por lo que creo que es una falta de respeto salir a festejarlo como si hubiese sido el gol del siglo, hasta un gol en contra podría ser motivo de festejo, pero de penal definitivamente no. Ahora bien, si este penal te hace ganar un clásico sobre la hora, te saca campeón o algo por el estilo puede ser, pero festejar un gol de penal a los 15 minutos del primer tiempo dando piruetas y todo tipo de saltos al mejor estilo circense me parece una locura. Lo que quiero decir con todo esto, es que si seguimos desvirtuando y dando importancia a cosas tan banales como el festejo preparado, armado y estudiado vamos a llegar a un punto donde todo sea show, y es ahí donde nos vamos a dar cuenta de cuan lejos estamos del fútbol.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres