Blogia
Durazno Sangrante

No digan que no les avisamos: sus alacenas están repletas de armas de destrucción masiva

No digan que no les avisamos: sus alacenas están repletas de armas de destrucción masiva Y Dios tomó un jabón blanco federal para lavar la ropa y dijo: Creced y multiplicaos, y así lo hicieron, y de golpe aparecieron la lavandina para ropa de color, el detergente con crema para las manos, las pastillas para inodoros, los limpiapisos, el jabón inteligente con sistema biotérmico (¿?) que adentro tiene unas bolitas con vida propia que detectan la suciedad y neutralizan los olores, los quitamanchas, los aerosoles antibacteriales, los limpiavidrios, las toallitas femeninas con olor a pino, y para que no queden dudas hay 5 productos por cada marca (¡viva la libertad de mercado¡).
A todo esto, y es lo que más me preocupa, es la forma en que estos productos nos están convirtiendo en una sociedad obsesivo compulsiva por la limpieza y la higiene.
Estamos en medio de una guerra fria contra la mugre y los gérmenes, nos hemos convertidos en viles empleados de Mc Donald’s pasando el trapo con algún producto cada cinco minutos, pensando que de esta manera tendremos nuestros pisos igual que el de un shoping o nuestras cocinas mas esterilizadas que un quirófano.
Pero lo peor, son esos seudo actores fracasados que con un guardapolvo y un escritorio de acrílico nos dicen que esta científicamente comprobado que si utilizamos determinado producto estamos a salvo de cualquier agente bacteorológico amenazante o que contemos como conocimos a Ariel o a Jorge o que si llamamos a 0800-scup nos van a enseñar a sacar esa mancha de chimichurri que se nos cayó en el pantalón el domingo durante el asado (¡¡mentiras!!, yo llamé y no atendió nadie), o que el vecinito va a tener más ganas de hacer caca en nuestro baño que en el de su casa porque en el nuestro esta ese adminículo adherido a la pared que despide, cada vez que lo tocamos, un olor a bosque patagónico (que mezclado con el olor a caca del nene no se que es peor).
Sigan así, que va a llegar el día que un ama de casa pierda un meñique mordida por esas cositas que viven adentro de los jabones en polvo y lo peor es que tanto propanato de acetilaldehído y clorhidrato de cetrimonio nos va a terminar asfixiando a todos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

MAURICIO -

Me encantó esta idea, las notas son bárbaras. mi debilidad son las leyendas urbanas... pero hay otras donde me rio de janeiro cuando me porto alegre, si no es que estoy copacabana... ja, jaaa... saludos y congratulations....

Atenea -

Me encanta este tema podria hablar de todos los anuncios que se emiten en España y no acabar nunca jajaja. Me resulta hasta divertido ese tipo de anuncios, hasta yo misma imite uno... Algunos llegan a ser pateticos, quien es capaz de creerse eso de los bichitos? vete tu a saber si en realidad no son bichos que luego con el paso del tiempo se convierten en mutantes y conquistan la Tierra (si, que pasa todo es posible), el caso es que la gente se lo cree... por que esta demostrado cientificamente!! claro es que si no lo esta no lo venderian... en conclusion vivimos en un mundo lleno de bichitos... da un poco de miedo...jajaja
P.D.: me encanta tu lunar jajajajaja
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres