Blogia
Durazno Sangrante

Bodas de Sangre

Bodas de Sangre La vida de Josefa Cotugno estuvo marcada por la tragedia desde sus primeros años. Su padre se suicidó siendo ella pequeña.
En su adolescencia Josefa se enamoró de Francisco Restaino un próspero comerciante que parecía la sacaría de su oficio de pantalonera en un taller.
El romance de Francisco y Josefa, tuvo su primer obstáculo en un chisme de barrio, se decía que la chica había tenido una relación muy cercana con otro novio. Enterado del rumor Restaino pidió explicaciones, Josefa le dijo haber tenido un novio con el que salía al cine, pero nada más. Esto no convenció a Francisco que desde entonces cambió de carácter, tornándose grosero con Josefa. Estaba convencido de que los chismes eran reales, pero igual siguió con su noviazgo.
Al mismo tiempo formuló un juramento a sus amigos: “ Si no es virgen la mato”, sentenció. Los novios decidieron casarse el 29 de Marzo de 1930, en la Iglesia de Santa Rosa. Restaino había alquilado una pieza en Ituzaingó 1044, ese seria el domicilio del matrimonio. La tragedia se anunció desde el comienzo, ya que Francisco llegó a la casa de la novia en Ocampo 1264 y sorprendió a todos cuando extrajo una pistola, pidiendo que se la guarden porque estaba muy nervioso. (A esta altura si yo fuera el hermano de la novia, además de tener los huevos en la garganta, creo que me hubiera dado cuenta de algo).
Durante la boda todo se desarrolló con normalidad, (excepto por el mozo de azul que no nos trajo ni un canapé ). Hasta que los novios decidieron retirarse. Allí Restaino pidió que le devolvieran la pistola. Al salir Josefa tropezó y Francisco le dijo de muy mala gana “ Camina bien bruta”. ( ¿necesitaban más pistas?)
Al llegar a su domicilio Restaino extrajo de golpe y porrazo el arma y le pidió a Josefa que le cuente toda la verdad de los rumores. Josefa dijo ser inocente pero igual Restaino disparó dos veces, una al pecho y otra al estómago. En el suelo y de camisón la encontraron los vecinos. Aun vivía. Restaino pidió que llamaran a la policía, luego empuñó otra vez el arma y le disparó en la sien para rematarla.
Fue hacia al balcón prendió un cigarrillo y esperó tranquilamente que llegara la policía. Al presentarse la misma, pidió unos minutos para peinarse. Su sentencia fue a reclusión perpetua y Josefa murió virgen.

2 comentarios

Barbi_87 -

Pobre mina!!!!

Macanroe -

Che me parece que es un tema muy delicado para que lo andan tomando para la chacota... PObre chica murio virgen... si VIRGEN!!! NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres